segunda-feira, 4 de julho de 2011

A Cuatro Manos

Livro Diez Docenas de Daniel Diano
                        A Daniel Diano


El peón avanzó a la quinta de Tertuliano
Paso de tango en el centro de la cancha
Como un godo desafiando al rey Romano
Cual un molino frente al loco de La Mancha


En el tablero: tierra ajena y no tan ancha
Un negro alfil se le interpone mano a mano
Pero no teme a esa muerte que se ensancha
Y cuadro a cuadro gambeteando va el paisano


Se esquiva de una torre. Otra más. Y sigue el juego
El tiempo ya se agota... al instante todo es drama
Acercándose a la octava, arremete, pecho en fuego


Grita jaque y ahí está por conquistar al fin la fama
Y se lo pierde todo... lleva un mate el andariego
¡Se va el gaucho sin caballo, sin honor y sin la dama!


Martim César e Jorge Passos



Sobre o livro Diez Docenas:
El Editor : Wilson Goicoechea
Dibujos : Carlos Garcia (Charlie)
Impreso en Prisma Ltda - montevideo - 1987
Uma partida do livro. O comentário vale mais que tudo, principalmente pela descrição daqueles espectadores que se amontoam à volta das mesas de jogo e ficam mais nervosos que os próprios jogadores.

Daniel Rivera – Diano       24/10/75


01.e4  Cc6  02.d4 e5 03.Cf3 ed4 04.Cd4 Dh4  Quien efectua este juego central com blancas generalmente procura uma posición pacifica y de desarollo parejo. Dh4 es la ola que sacude la barcaza y dificilmente no sorpreende el blanco. 
  
05. Cc6 De4 06.Ae2 dc6 peón de más y nada a la vista que prenda lucecitas rojas

07.0-0 Ad7 08. Af3 Dg6  tal vez um poquito mas precisa Df5 para poder pasar al flanco dama em um tiro, em caso que fuere necesario , al tiempo que se controla f4.

09.Te1 Ae7 10.Af4 0-0-0 11.Dd2 Ad6 12.Ae3 Ce7 13.Da5 a6 14.Cd2 Cd5 15.Cc4?
Había que jugar  c3 pero entonces el par de alfiles y el peón de más tienen que imponerse a la larga.

15....Ab4 16. Da4 Ae1 17.Te1 The8 18. Ca5 Ce3 19. fe3 Dg5 20.e4 Dc5 21.Rh1 b5?! Correcta y liquidadora era Db5. Pero si así hubiera sido esta partida no se podría publicar porque es ahora que empieza el Xaxado!

22. Cb3! Db6 si tomo la Dama,  el caballo ese compensa la calidad por lo menos por un rato. 23. Db4 Te5 24.Td1 Df2! 25. Da5 Rb7 26. Dc3 Ah3!!

Habia un medico amigo mio, Ricardo Lorenzo, sentado al lado de nosotros buscando seguir los avatares de la partida. Era primavera pero él estaba abrigado y echado para atrás tomando um te. Cuando hice esta jugada se auto impelió hacia adelante como movido por un resorte, con el té en la mano y la nariz le quedó muy cerquita a h3. Su ceño fruncido y las vichaditas de reojo – porque es un jugador de poker – a mi rostro impávido, reflejaban que no entendía lo que estaba pasando.
Si no lo  te he dicho te lo digo ahora, el Ajedrez tiene la particularidad de meterse en la psiquis y en los nervios de los espectadores. Este era un mirón discreto porque no decía nada. Hay algunos que hablan, dan palpites, gritan ah, oh!, se chupan los dientes o meten las manos en los bolsillos y empiezan a remover monedas. Este,  lo único que hacía era respirar más rápido y parecía querer hipnotizar mi alfil de h3 a unos cinco centímetros de distancia.

27. Ca5 Rc8 28. Td8 Rd8 29.Dd3 Ad7?   Y aqui me eché en los laureles. Me vi con torre de más y un rápido abandono por parte de mi contrincante y no miré más nada. El remate correcto de esta posición es 29....Td5!! y no puede continuar. Mirála vos, no seas haragán. No esperes que yo te explique todo. Mi cometido es divertirte no explicarte. Además estoy medio caliente al rememorar y ver que se me haya escapado este detalle fino.

30. Cc6 Re8 31.h3 Bc6 32.Dc3 Dc5 y antes mirando al bies al doctor Lorenzo, abandonó.   Ambos me dieron la mano.
Postar um comentário